Autoras: María Alejandra Ciuffolini y Sabrina María Villegas Guzmán

La devaluación de la moneda que se produce pos crisis del año 2001 en Argentina inicia un momento de grandes ganancias para el sector agroexportador. A partir de allí, el modelo de los agro-negocios. Comienza una escalada sin precedentes y un proceso de expansión que rebasa la zona pampeana y alcanza territorios destinados a la producción en pequeña escala, caracterizadas por el desarrollo de formas productivas más tradicionales.. 

La provincia de Córdoba –una de las principales productoras de granos a nivel nacional- comienza a ser testigo de este fenómeno de corrimiento de la agricultura, con la presencia indiscutida de la soja. La rápida valorización de la tierra en los departamentos del norte provincial colocó a sus ocupantes históricos en una situación de extrema vulnerabilidad frente a quienes se mostraban interesados por hacer ingresar esos territorios casi vírgenes y con gran preservación de bosque nativo al nuevo esquema productivo. 

 

[Leer la ponencia completa]